Practicos consejos para organizar un espacio de trabajo a prueba de niños.

5 consejos para organizar tu espacio

Cuando el hogar es tu lugar de trabajo, los muebles y otros artículos de decoración se convierten en tu espacio laboral y has de disponerlos con cuidado para obtener el máximo rendimiento. Si es la primera vez que trabajas desde casa, te recomendamos que te hagas con un buen catálogo de muebles para que puedas contemplar todas las posibilidades y empezar con buen pie.

Hart@ de trabajar desde casa?

No esperes más y descubre Oficinas Compartidas disponibles en España.

Cuando tengas todo lo que te hace falta necesitarás también organizarte, desde aquí te damos 5 consejos para trabajar desde casa:

1. Aparca a los peques.
Trabajar en casa con niños pequeños es imposible. Si pensabas que ibas a poder conseguirlo o que aprovecharías sus siestas para ponerte con el ordenador, olvídalo. No podrás. Lo mejor es que cuentes con ayuda o dediques sus horas de guardería a trabajar y dejes las compras y otros menesteres a tu pareja. Hasta que no los tengas “aparcados” no podrás hacer nada…

2. Mantén tu ordenador a punto.
Si es la primera vez que trabajas en casa, más vale que hagas esto cuanto antes si no lo habías hecho ya. Separa las sesiones de ordenador para que tengas tu propio escritorio virtual y evitar compartir recursos. Mantén tus archivos limpios y ordenados y usa discos duros auxiliares para guardar los archivos importantes. Evitarás problemas y discusiones si otras personas comparten contigo el mismo ordenador.

3. Tira todos los trastos.
A lo largo de nuestra vida acumulamos un montón de cosas y, en ocasiones, la mesa del despacho está llena de papeles y objetos inútiles. Tira lo que no sirva, mete en una caja lo que crees que pueda servir y guárdala en un armario. Mantén tu mesa tan limpia como el escritorio de tu ordenador. Habla con tu pareja y con los peques para que nos se acerquen a tu mesa especial.

4. Consigue una buena silla de trabajo.
A la hora de trabajar, no vale cualquier silla. Vas a pasar allí horas, así que debe ser cómoda y segura para tu espalada. Olvídate de “pillar” una que tengas por casa y consigue una auténtica silla de trabajo ya. Mejor si tiene ruedas y se puede reclinar.

5. Hazte con una mesa de despacho.
Prepárate para organizarlo todo. Vas a necesitar cajones de mesa, cajones archivadores, mesa para teclado… En IKEA tienen mesas de despacho que incluyen todos estos elementos y también tienen cajoneras aparte a un precio asequible. Lo mejor es que consigas una buena mesa de despacho con cajones incorporados y que separes en ella todo el trabajo que gestionas en cajones como: “pendiente”, “enviado”, “urgente” etc. Guarda sólo los documentos importantes y procura no imprimir nada más que lo que realmente necesitas.

Ahora tienes tu propio espacio laboral. Aprende a mirar de otra manera esos artículos de decoración que ahora son ¡tu puesto de trabajo!